Un espacio para conocer, discutir y difundir la Historia, las Humanidades y Las Ciencias Sociales

Bienvenidos...

La Historia nos nutre y nos rodea simultáneamente, porque somos a la vez protagonistas y autores de su evolución y desarrollo.

jueves, 31 de julio de 2014

Sobre la película "Libertador"




El pasado 24 de julio, coincidiendo con el 231 aniversario de su nacimiento, se estrenó la película “Libertador” del cineasta venezolano Alberto Arvelo, protagonizada por el actor, también venezolano Edgard Ramírez.



Ha sido, por las informaciones que he conseguido al respecto, un filme multimillonario (tuvo un presupuesto de unos 50 millones de dólares) que le ha permitido contar con abundantes recursos técnicos: extras, efectos especiales, vestuarios, locaciones en distintas partes etc., y que además ha contado con un electo internacional: actores de Venezuela, Colombia, España y Estados Unidos, entre otros. Fue además una coproduccción Hispano-venezolana donde se combinaron esfuerzos de la empresa privada y los institutos gubernamentales de cine y cultura de ambos países.



Sin embargo, a pesar de todos los recursos externos con los que se contó, mis opiniones sobre el mismo no son de forma, sino de fondo. En cuanto a la forma, es un filme excelente e impecable. Muy bien realizado. El asunto es en cuanto al manejo mismo de la Historia en esta película sobre un personaje de la Historia venezolana e iberoamericana.



Quedé sinceramente ¡DEFRAUDADO!: pensé que sería la gran película sobre Bolívar, el filme "definitivo" y no fue así. Sé que es imposible resumir una vida tan dilatada de 47 años en sólo 2 horas y que el cine histórico NO es un documental, pero la "libertad creativa" del director y su(s) guionista(s) debe apegarse a un criterio histórico que respete cierta verosimilitud con la realidad de los hechos, procesos y personajes del pasado. Y eso no ocurre en la mayoría del filme.

[Atención: alerta de "Spoiler": Se describirán o se mencionaran partes importantes de la película]



Acepto que se haya escogido a un Bolívar de 1,80 metros de alto, de ojos claros y de contextura musculosa, porque el actor Edgar Ramírez físicamente es así, pero de resto se toman demasiadas licencias, DEMASIADAS: el torneo Bolívar-Fernando VII que nunca existió (y que sólo ha mencionado el historiador Rufino Blanco-Fombona en su libro Mocedades de Bolívar), Monteverde como General en la Venezuela colonial, por los Valles de Aragua (habiendo llegado él por primera vez al país en 1812), Simón Rodríguez en Venezuela para 1803 (cuando había huido en 1797 por tener vínculos con la Conspiración de Gual y España), El primer encuentro de Bolívar y Miranda en el París de Napoleón (que se dio realmente en Londres en 1810), Bolívar deportado a las "selvas de Cartagena" tras la caída de la Primera República en 1812 (cuando más bien se le dio pasaporte para que fuera exiliado a la Ciudad de Cartagena) y otros muchos Etcéteras. Esas licencias crean vacíos históricos increíbles y omisiones lamentables: ¿Por qué no recrearon el Juramento de Monte Sacro? ¿Pasó algo en Caracas el 19 de abril de 1810 y luego el 5 de Julio de 1811? ¿Existió una "Sociedad patriótica"? ¿Y el Manifiesto de Cartagena? ¿La guerra a muerte fue sólo fusilar a militares españoles? ¿la expedición de los Cayos ocurrió? ¿El Congreso de Angostura se realizo? ¿Y qué pasó con las Batallas de Carabobo, Junin o Ayacucho? Tampoco existieron Mariño, Boves, Piar, Petión, Morillo o San Martín. Por supuesto sí muestran desnudos sin ninguna importancia en el contenido del filme. Me pregunto con cierta indignación ¿Hasta cuándo desnudos en el cine nacional?

Manuelita Sáez y Bolívar

El Santander de la película

Páez según el filme


No me agradó tampoco que presentaran a un Miranda gordo y necio y también a un Paéz minimizado y todo secundario en la guerra de Independencia, todo para exaltar a un Bolívar revolucionario ("cabeza caliente") que jamás sufrió una sola contradicción en su accionar político y nunca se hizo conservador. Era obvio y predecible que recrearan a Santander y Manuelita Sáez como lo hicieron: tan estereotipados. El final fue lo que me pareció más abusivo, tendencioso y FALSO pues ahí Bolívar fue asesinado por una "conspiración" indeterminada cuando supuestamente se preparaba a recuperar el poder. ¡Qué barbaridad! ¡Es el triunfo de la MITOLOGÍA HISTÓRICA CHAVISTA! que la Historia y la misma Ciencia desmontaron cuando por capricho del ya fallecido presidente Chávez se exhumó el cuerpo de Bolívar para concluir que SÍ murió de causas naturales y que además está muy bien documentado que HABÍA RENUNCIADO VOLUNTARIAMENTE a la presidencia de la Gran Colombia (el 27 de abril de 1830) y se quería exiliar a Europa, pues estaba enfermo, decepcionado y harto de la política acá.

Un Bolívar "guerrillero"


Lo único que rescato del filme, pues me encantó, fueron: la fotografía y las excelentes tomas de los paisajes, en primer lugar, además de las recreaciones de las batallas, que por fin se vieron estupendas. Como dije, en cuanto a la forma, más no el fondo, es un filme muy bien hecho, impecable en sus aspectos técnicos.





De resto, es UNA MALA PELÍCULA HISTÓRICA, que como novela, cuento y ficción está aceptable para los que quieran deleitarse en el reino de la imaginación, pero que como apoyo a la disciplina que estudia con rigor los hechos del pasado, yo sinceramente la desapruebo. No recomiendo ir a verla. Es mi opinión personal.

¡¡¡Gracias por leerme!!!

Dantesol

Para leer más:

Dos reseñas muy útiles por dos historiadores: