Un espacio para conocer, discutir y difundir la Historia, las Humanidades y Las Ciencias Sociales

Bienvenidos...

La Historia nos nutre y nos rodea simultáneamente, porque somos a la vez protagonistas y autores de su evolución y desarrollo.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Entrevistado como una "personalidad"




La estudiante de comunicación social de la UCV y periodista del diario El Nacional, Gabriela Morales a quien previamente no conocía, (y que tampoco ha sido alumna mía) me contactó para hacerme lo que denominan en su carrera una “entrevista de personalidad”. Nunca antes me habían hecho una así... ¡Tan larga! y en donde me preguntaron muchas cosas de mi vida como persona y profesional. Tras dos jornadas compartiendo con mi entrevistadora, que visitó mi cubículo, entró a una de mis clases, estuvo en un salón mientras yo cuidaba un examen y hasta almorzó conmigo, creo haberle dado bastante material para elaborar su cometido satisfactoriamente. Finalmente, he aquí el producto de su esfuerzo, el cual me pareció bastante bueno y que humildemente comparto por este medio como una simpática curiosidad que quizás les sirva a los que les interese conocerme un poco mejor. Espero entonces que les resulte el texto agradable o al menos de algún interés. (Y a Gabriela: muchas, muchas gracias por todo)

Al son de un profesor-historiador

Por Gabriela Morales / 23 de noviembre de 2016

Educador universitario de prestigiosas universidades venezolanas, Daniel Terán, con su humor e intelecto interesa día a día a estudiantes y agregados sobre historia.

Daniel Terán es profesor universitario que dicta o ha dictado clases e prestigiosas casas de estudio como la Simón Bolívar (USB), la Católica Andrés Bello (UCAB) y la Universidad Central de Venezuela (UCV). Licenciado en Historia y con varias especializaciones y en el proceso de adquirir un doctorado, Terán es el firme ejemplo del hombre humanístico que se niega a dejar de aprender y, sobretodo, de enseñar. Se considera optimista y escucharlo cinco minutos hablar es suficiente para confirmarlo.  

Entre las distintas maneras de conocer a Terán, las más peculiares son, escuchar de él a través de estudiante que no lo conocen pero han escuchado sobre su dinámica de clase, o verlo en canales televisivos nacionales donde ha participado como historiador.

Su cubículo en la sala de profesores de la Escuela de Historia de la UCV está impregnado de su personalidad. Enciclopedias completas, estampas de sus santos, una bandera venezolana de siete estrellas, libros sobre historia y demás objetos que vuelven amena su estancia en el pequeño espacio que se le provee.

Daniel el historiador.

Cuando se trata de historia, la faceta profesoral de Daniel siempre está a flor de piel. Con más de quince años ejerciendo la docencia, conseguir temas de conversaciones enriquecedores con este hombre se da con facilidad. Ningún tema es banal o carece de importancia. Desde nimiedades tales como el origen del nombre de las hamburguesas hasta un profundo análisis crítico de la historia venezolana: todo temática puede ser discutido con el profesor Terán.

Pero este interés por la historia no vino de un momento a otro. Desde pequeño, a Terán le interesaron los temas históricos y políticos. Al pequeño niño no solo le llamaba la atención los dibujos que aparecían libros sino también su texto.

El primer evento histórico que recuerda Daniel es el bicentenario del nacimiento de Simón Bolívar (1983, cuando apenas tenía cinco años), conocido como el Libertador de la Gran Colombia. Este fue el catalizador para que se interesase por el contexto histórico del país.

Siente un gran interés por la figura del presidente Isaías Medina Angarita quien, en su opinión, el mejor presidente de nuestra historia ya que se dedicó a recuperar el país, la prosperidad material y divulgar valores democráticos.

El profesor Terán

Aunque Terán es un hombre que mide más de 1,80 m, es fornido y posee una espesa barba negra, muchas veces tiende a ser sinónimo de risa o hasta ternura entre sus estudiantes.

La primera experiencia de Terán como profesor fue dando clases a niños de sexto grado como suplente. Sin embargo, también disfrutó de dar clases a niños de primer grado aunque nunca se haya llevado bien con las matemáticas. Desde joven notó que sentía interés por educar a los demás. En varios años dio clases en distintos colegios y liceos metropolitanos. Actualmente, dicta distintas materias sobre historia en la UCAB, UCV y Universidad Monteávila.

Daniel es un profesor dinámico y que busca siempre mantener la atención de sus alumnos. Realiza entretenidos dibujos e ilustraciones en el pizarrón lo que por lo general logra captar el ojo despistado de sus estudiantes. Con un humor que a veces podría rallar en lo ofensivo, Terán se mete con sus estudiantes tanto dentro como fuera de las aulas de clase. “Creo que siempre notan que no lo hago con mala intención”, expresa tras contar varas anécdotas de su trato a estudiantes.

“Si por lo menos, son de familia portuguesa, les hablo en portugués. Si la persona es de piel oscura, le digo ‘señor Babalú’, ‘señor Changó’. Si un alumno tiene un gesto particular, me fijo en el, pero no burlándome, por supuesto”. Nuestra realidad es que el venezolano es chalequeador y tiene a sentirse en confianza cuando puede hacer bromas sin que los demás se sientan aludidos. “Mi intención es que los alumnos se sientan en confianza, y bajen un poco las tensiones previas con la materia que a veces puede verse como filtro”, explica en voz baja, ahora desde su aula de clases en la UCAB, mientras sus estudiantes presentan examen.

Su ojo crítico también ha evitado conseguir  problemas con sus alumnos y es que la interacción con ellos tiende a ser su parte favorita de dar clases. “Me gustan las clases porque es un momento en el cual uno se despliega (…), sentirse a gusto con lo que uno sabe y el gusto de compartirlo”, explica con un rastro de sonrisa desde el otro lado del escritorio de la pequeña habitación.

Parece increíble el don que tiene Terán para impartir clases, y es difícil de pensar que alguien con tan buena habilidad para educar, en principio no haya pensado que podría trabajar en ello. “Yo quería ser investigador. Historia tiene dos perfiles: el investigador, que se traduce a los libros o el docente… y yo quería ser investigador (…), pero resulta que la vida me llevó a ser profesor y me gustó.”

Claro, eso no significa que solo se limite a ser profesor. Le encanta la idea de divulgar la historia, aunque no busque la fama o reconocimiento con ello. Al ser comparado con Carl Sagan, Terán ser ríe y admite que eso es una gran mentira. Poner al alcance un conocimiento que muchas veces tiende a estar fuera del alcance del ciudadano común, ya sea por desinterés o complejidad, el profesor Daniel sabe plasmar de manera aparentemente obvia y entretenida. “Dar clase es darle la oportunidad al que no sabe que sepa y al que esté equivocado, corregirlo”.

Daniel el pana

Con colegas que constantemente se van del país o se encuentran casados y con apretadas agendas, el círculo de amistades más cercano a Terán en estos momentos está conformado en su mayoría por ex alumnos.

“Yo trato de reducir la diferenciación (entre estudiante y alumno). Siempre va a existir. Tú decides si es una puerta cerrada o abierta. Uno va reproduciendo como profesor lo que a uno le gustó o no como docente y a mí siempre me gustaron los docentes cercanos a uno”.

El aparente prejuicio del profesor arrogante y el estudiante ignorante no es aplicable al profesor Terán, el hombre en eterna búsqueda de conocimiento y que lo consigue muchas veces en quienes le imparte la educación.

Sabiendo ya delimitar los espacios donde se debe respetar la relación profesor-estudiante y los de mayor flexibilidad, Daniel ha conseguido un equilibrio para poder disfrutar de su vida social al mismo tiempo que la laboral.

A pesar de todo el chalequeo que pueda aplicar Terán dentro o fuera del salón, jamás se podrá desligar de su faceta de profesor, siempre tratando de impartir conocimiento sobre temas importantes o triviales y siempre dispuesto a aprender de cualquier ocasión y/o persona.

Cuando se le pregunta cómo reacciona ante lo desconocido, lo piensa un poco antes de responder. “Cuando no conozco algo tiendo a ser prudente. Más que todo aplico el método científico: observo, intuyo, hago mis hipótesis y voy experimentando, a ver qué tal”. Cuando conoce a alguien, pasa por una edificación o una dificultad trata de apelar a sus conocimientos anteriores. “También, como soy un hombre de fe, me encomiendo a que todo lo conocido sea ganancia, que genere aprendizaje, sea positivo”.

Otro detalle de interés de este peculiar historiador es su afición por las redes sociales. Su favorita, Facebook, le permite mantener una relación cercana con sus estudiantes al tiempo que les permite un medio de comunicación e información bastante práctico y preciso.”Al principio no entendía lo del muro… pensé que era un lugar de Caracas al que acudían los muchachos”, expresa con humor. “me parecen primordiales esas características de inmediatez y penetrabilidad, sobretodo en cuanto al factor informacional”.

Una faceta del profesor que le encanta compartir con sus amistades es su amor por la comida. Siempre busca momentos para salir a almorzar u organizar comidas especiales entre amigos. “No soy tomador, me gusta reunirme a comer y compartir con la gente que te agrada”. Tiene vasto conocimiento sobre los mejores restaurantes de la ciudad y no teme gastar dinero en ello. Ama el refresco con mucha azúcar y calorías y piensa que no hay nada mejor que una buena hamburguesa…como las de las 3G, cerca de Ciudad Universitaria, por la plaza de Las Tres Gracias.



La trascendencia de Terán 

Ahora, a pesar de tener varias publicaciones editoriales, tales como la de su participación en el bicentenario de la Carta de Jamaica escrita por Simón Bolívar o las variadas invitaciones que ha tenido en canales televisivos como Globovisión o Venevisión donde ha opinado sobre temas históricos y políticos, Daniel Terán no parece estar demasiado interesado en obtener fama o reconocimiento social.

Como mucho, tener el reconocimiento de sus colegas, el cual siempre es deseado por los profesionales de cualquier área. “La lógica de los mass media de esta época se caracteriza porque el que es famoso no es por su virtud sino sus vicios y yo, sinceramente no creo ser una persona famosa o reconocida”.

Solo le interesa poder difundir el conocimiento a través de estos medios y que puedan llegar a aquellos que no sabían al respecto de tratada información y para poder compartir sapiencias con colegas y amistades, para contribuir al debate y la creación de conocimientos.

Sin embargo, si mostró cierto interés por la divulgación de la historia venezolana, ya que siente la necesidad de traducir o simplificar el conocimiento más especializado a un lenguaje más simple y fácil de entender por el ciudadano común o por los estudiantes de primeros semestres que carecen de las bases necesarias para sacar adelante un debate verdadera e intelectualmente enriquecedor para todos.

Humor negro, gran intelecto, religioso pero con pocos prejuicios, Daniel Terán es un personaje muy peculiar porque no es ni el profesor, historiador o amigo común. No busca trascendencia y, sin embargo, ha logrado brillar en pocos años de experiencia como profesor universitario por encima de sus colegas. Es imposible no triangular estos tres aspectos de su vida (amistades, su carrera, su profesión) ya que son parte esencial de su personalidad. Es un hombre decidido porque no se imagina haciendo algo más de lo que hace en la actualidad. Un hombre con suerte, porque no todos logran llegar a ese punto satisfactorio de la vida.

Un hombre que aun no se cansa, y no tiene los mínimos indicios de hacerlo en algún momento cercano, de estudiar. Daniel Terán es un claro ejemplo de cómo se puede vivir al son de la historia con plenitud, como ser un educador satisfecho con su trabajo y orgulloso de que sus conocimientos logren llegar a sus estudiantes y ganarse su amistad y aprecio.

El eterno optimista que no se rinde ante las adversidades que puedan surgir a pesar de la novedad que representen, Daniel Terán es un historiador y profesor que no ha de perderse de vista.

“No me veo en un mundo donde la historia sea nada más un divertimiento, no me veo siendo algo más que historiador o docente”.


_____________________________

¡¡¡Gracias por leerme!!!

Dantesol

sábado, 12 de noviembre de 2016

Una vez más participando en el programa "La Hora clave" de Globovisión


Una vez más tuve el gusto de comparecer como invitado al programa "La Hora Clave" del canal Globovisión, conducido en esta emisión por el periodista Manuel Felipe Sierra. Dicho programa se había grabado para ser transmitido justamente en el pasado mes de octubre, pero se diferió hasta casi un mes despúes, debido a cambios en la programación del canal. Ayer finalmente lo transmitieron. 



En esta ocasión me tocó hablar sobre el golpe de estado del 18 de octubre de 1945 contra el presidente Isaías Medina Angarita, importante suceso que dividió la Historia de Venezuela del siglo XX en dos. El invitado en el estudio era el escritor y dirgente político Marco Tulio Bruni Celli, quien es el autor de un texto donde se analiza este acontecimiento histórico. He aquí una imagen de su texto:



Por mi parte hablé del contexto histórico nacional e internacional que explica tan polémica fecha, mencionando el proceso político iniciado en 1935 y explicando brevemente también el papel de los protagonistas de esta crisis, que sin duda será decisiva para los años posteriores de la Historia nacional. Espero haber hecho un buen resumen en tan apretado espacio.

Así recreó este diario el suceso para su edición aniversaria en 1983

Como anécdota debo comentar que se dió la novedad que tuve que hablar en exteriores, pues ése día tenía actividades en la Universidad Católica Andrés Bello y un equipo del canal se traslado hasta allá para grabar mi intervención, escogiendo como locación... ¡Hablar en pleno jardín! Aunque no se me notara, estaba profundamente apenado por estar tan atravesado allí.



Bueno, he aquí el vídeo. Espero que resulte de utilidad e interés:



¡Gracias por leerme!

Dantesol

viernes, 11 de noviembre de 2016

¡Trump Presidente!




Contra todo pronóstico terminó siendo elegido presidente el polémico multimillonario y figura mediática, Donald Trump. Ha sido un triunfo sorprendente y que además constituye una victoria clara y sonora de la anti-política en los Estados Unidos, la democracia más antigua y hasta ahora más sólida de la Edad Contemporánea.



En el país de las encuestas de opinión, las mediciones profundas, los "tanques de pensamiento", los análisis de escenarios y las salas situacionales, terminó pasando lo inesperado, lo no-racional se impuso y lo que parecía imposible sucedió. No faltará quien diga que "eso ya estaba previsto" y otros argumentos similares, pero humildemente prefiero pensar que la condición humana que es amplia y compleja, y no se reduce a una cuestión únicamente material-mecánica de acciones y respuestas, ("estimulo y respuesta") una vez más se impuso y cambió los rumbos de la Historia. Esta es una clara derrota para todos los analistas como politólogos, economistas y sociólogos que hablaban con la autosuficiencia y arrogancia de saberlo todo y creer que en la Historia todo está dicho porque "siempre ha sido así" - o sea, "todo" está calculado, medido y testeado - y creen por eso que la vida es como en un laboratorio. Se equivocaron

Medición que hizo el portal noticioso BBC Mundo

Este es pues un triunfo de la anti-política porque es la victoria de una figura que no proviene de la política profesional, sino que se hizo conocido por otras facetas (empresario de edificios, casinos, concursos de belleza y un reality show, entre otros) y que llega derrotando a una política con experiencia, alguien que había hecho una larga carrera desde sus años de universidad, y que iba a coronarla justamente ganando la Presidencia de su país. Algo poco usual en la evolución histórica de Estados Unidos, -pero bastante común en Latinoamérica en los años finales del siglo XX y principiosdel XXI- y que hoy sin embargo se ha realizado finalmente. Estamos pues ante un hecho histórico. 







Con esto hay pues un claro cuestionamiento al sistema político estadounidense, o más bien a los sectores que tradicionalmente lo han manejado. A mi parecer este es un triunfo reaccionario, es decir, es el triunfo de una reacción de protesta, de rabia y miedo contra ciertas tendencias político-sociales y económicas que han imperado hasta ahora en los Estados Unidos y  que quizás se vio fortalecido con los efectos de la dura crisis económica de 2008, que afectó a muchas industrias y empresas -y por lo tanto a millones de trabajadores y sectores de la clase media- expresándose esto en la búsqueda de una voz radical que expresara todo ese malestar presente y también acumulado. Ha habido un impacto de rabia y miedo. Rabia de sectores que histórica y socialmente han sido desplazados: los "WASP" (White anglo saxon protestant, los blancos anglosajones protestantes) un sector alguna vez mayoritario y decisivo en la vida política de ése país, y que finalmente que se vio eclipasado por el ascenso sostenido de otros grupos sociales, económicos y raciales. Miedo del resto de los estadounidenses, que sin importar su raza, procedencia nacional, clase social o religión, cree que los EEUU se ha debilitado y se preocupan por su seguridad ante amenazas reales como el terrorismo islámicos e incluso por el ascenso de Asia en la economía globalizada. Por eso el lema de Trump fue: "Volver a hacer a América fuerte". Y eso caló. Desde lo económico hasta lo geopolítico, pasando por lo psicológico y lo emocional se armó un electorado fiel a su candidato. 


Son ellos los que parecen sentir en Trump y su discurso estridente una fuerza para expresar su descontento con el multiculturalismo y la inmigración, la globlalización económica, la intervención del Estado en ciertas áreas y especialmente de critica hacia el papel que ejercen los EE.UU. en el mundo. A pesar que la gestión de Obama termina con altos niveles de popularidad, con una recuperación del empleo y buenos números económicos, esa aceptación no se pudo trasladar a las elecciones, y más bien, ésa América blanca y tradicionalista, inconforme con los políticos habituales tanto demócratas y hasta republicanos, junto con otros muchos más descontentos, se movilizó en bloque y pudo vencer a latinos e hispanos, a los negros (los afroamericans) y a las mujeres, que aparentemente aseguraban la derrota a Trump. 




Sin embargo, es bueno matizar esta afirmación, pues históricamente se ha vuelto a repetir un problema de fondo que tiene el sistema electoral estadounidense: los votos populares, los que hacen directamente los electores, fueron menores a los que obtuvo el candidato ganador final, que fue electo por contar con más votos en los colegios electorales. Por lo tanto, la candidata derrotada, Hillary Clinton obtuvo más votos populares que Trump, así que él no sería exactamente el presidente de la mayoría de los estadounidenses y eso ha generado también algo inédito: manifestaciones de protestas contra el presidente electo. Se levanta así una tenue sombra de ilegitimidad ante este nuevo gobernante, pero también hay que recordar que la tradición histórica estadounidense ha sido la de respetar las formas jurídicas y las instituciones políticas. Hay pues aquí un asunto pendiente que los ciudadanos de EEUU tendrán que dilucidar en los próximos años.

Vénse las cifras de los votos populares...


No deja de ser preocupante que con Trump, gana también - y democráticamente- la egolatría y la prepotencia, el racismo y la xenofobia, la misoginia y el machismo. Lamentablemente gobiernos forjados y alimentados con la rabia y el miedo, no son gobiernos de fiar, y es mucho lo que hay que temer de un gobierno reaccionario como muy probablemente será el de Trump. 



Quizás como Trump ha sido una figura mediática, todo el escándalo que creó a través de su campaña fue justamente una estrategia de publicidad y mercadeo, tal vez no resulte ser tan peligroso e irresponsable como aparentó ser, y se comporte finalmente como un político serio y de confiar. Pero tampoco lo sabemos... 



Estamos ahora en tiempos de incertidumbre. Más que una época de cambios parece ser que estamos en un cambio de época: cuestionamiento de la democracia tal cual como la entendíamos, la anti-política es aclamada como forma de gobierno, alzamiento de liderazgos autocráticos y personalistas con fuerte respaldo popular a nivel mundial, y quizás hasta el final de las repúblicas modernas del mundo occidental según los paradigmas de los siglos XIX y  XX. 



Sin duda, tiempos complejos estamos viviendo. Y no dudo en decir que pueden ser tiempos oscuros: A través de la Democracia la gente voluntariamente escoge alternativas polémicas, muy cuestionables y hasta suicidas: El "Brexit" en Reino Unido, ascenso de Podemos en España, crecimiento del Frente Nacional en Francia, el triunfo del "No" en Colombia y ahora Trump en Estados Unidos. ¿Qué seguirá?. En verdad pareciera que se acaba el sentido común en los ciudadanos y que los seres humanos no queremos aprender de nuestra Historia.

«Queridos estadounidenses: ¡Adelante!
 voten por el tipo que habla fuerte
 y con odio a las minorías,
que amenaza con prisión a sus oponentes,
que le importa un carrizo la democracia,
 y dice que solo él puede arreglarlo todo.
¿Qué podría salir mal?
 ¡Buena suerte!
-El Pueblo de Alemania»


¡¡¡Gracias por leerme!!!

Dantesol

jueves, 27 de octubre de 2016

Pronunciandome contra la Dictadura en Venezuela


En la Universidad Central de Venezuela

El día de ayer, ceñido con la gorra tricolor, un símbolo nacional que hoy más que nunca representa a la oposición democrática en Venezuela, leí en mis horas de clases, tanto en la UCV como en la UCAB, los respectivos comunicados de sus Consejos Universitarios (ver aquí y aquí) pronunciándose sobre la grave situación que vive Venezuela en estas importantes horas históricas, fijando también así mi posición al respecto, pues creo que no se debe fingir normalidad institucional, cuando la situación es altamente delicada y muy anormal. No podemos ser neutrales ante la violencia, la represión y la tiranía. Cometemos el peor de los abusos: la indiferencia. Como ciudadanos hay que dar un paso al frente y perder el miedo contra la dictadura y la inconstitucionalidad, es necesario rescatar la Democracia y la legalidad, y en este propósito las Universidades como recintos de luz, pluralismo y saber, son los mejores espacios para alentar a la sociedad por la opción ética de oponerse a algo incorrecto, perjudicial y malévolo para todos por igual. ¡No a la Dictadura en Venezuela, Sí a la Democracia y la constitucionalidad!  

En la Universidad Católica
Andrés Bello

¡Gracias por leerme!

Dantesol


martes, 25 de octubre de 2016

Pronunciamiento del Consejo Universitario de la UCAB


A continuación transcribimos el comunicado del Consejo Universitario de la Universidad Católica Andrés Bello, la principal universidad privada del país:



UCAB ante grave alteración del orden constitucional y democrático en Venezuela #Comunicado

El Consejo Universitario en sesión ordinaria de fecha 25 de octubre de 2016,

Considerando

El deber que corresponde a las Universidades en la orientación de la vida del país mediante nuestra contribución en el esclarecimiento de los problemas nacionales, conforme a lo establecido en la Ley de Universidades y en el Estatuto Orgánico de la Universidad Católica Andrés Bello,

Considerando

Que Venezuela vive una grave alteración del orden constitucional y democrático, que se evidencia a través de un proceso sostenido desde enero de 2016 en el que se ha venido empleando a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia para despojar a la Asamblea Nacional de su independencia y del cumplimiento de sus funciones contraloras y legislativas. Al tiempo que se ha intensificado la persecución política, el uso de la violencia contra dirigentes opositores y la criminalización del derecho a la protesta pacífica de los ciudadanos.

Considerando

Que el 20 de octubre, el Consejo Nacional Electoral, basado en las sentencias de algunos Tribunales Penales de la República, decidió suspender temporalmente la recolección del 20% de las manifestaciones de voluntad para el Referendo Revocatorio Presidencial, pautada para los días 26, 27 y 28 de octubre de 2016, violando abiertamente el orden constitucional y los derechos y garantías del pueblo venezolano, llegando de esta manera a un punto de inflexión inadmisible en la violación del orden constitucional.

Considerando

Que frente a estos hechos, la Asamblea Nacional aprobó, el 23 de octubre de 2016, un Acuerdo en el cual, entre otros puntos, declaró “la ruptura del orden constitucional”;

Considerando

Que la Asamblea Nacional es el órgano que representa a todos los venezolanos y venezolanas, y que por lo tanto, sus decisiones constituyen la legítima expresión de la voluntad general, de conformidad con los principios que informan la democracia constitucional;

Considerando

Que el mencionado Acuerdo de la Asamblea Nacional reitera la posición institucional de esa Asamblea al denunciar las graves y reiteradas violaciones a la Constitución, las cuales han afectado el orden democrático y por ello, la convivencia pacífica en Venezuela;

Considerando

Que la suspensión del procedimiento del referendo revocatorio, como resultado de una decisión injustificada del Consejo Nacional Electoral, afecta los mecanismos previstos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para la solución pacífica de la grave crisis por la que atraviesa el país;

Considerando

Que como muestra de la grave situación de ingobernabilidad del país, la sesión del 23 de octubre de 2016 de la Asamblea Nacional fue interrumpida por hechos violentos;

Acuerda

Primero: Rechazar la decisión del Consejo Nacional Electoral de suspender el procedimiento del referendo revocatorio del mandato presidencial, desconociendo con ello la legítima voluntad de los ciudadanos que, de acuerdo con el propio Consejo, lograron cumplir con el requisito que exigía reunir al menos el uno por ciento (1%) de las manifestaciones de voluntad de los electores para promover el referendo revocatorio.

Segundo: Condenar los hechos violentos por los cuales se asaltó el Salón de Sesiones del Palacio Federal Legislativo durante la sesión de la Asamblea Nacional del 23 de octubre de 2016, todo lo cual evidenció el irrespeto flagrante a un Poder Público legítimo y una grave falla por parte de los cuerpos de seguridad encargados de resguardar ese recinto.

Tercero: Respaldar el Acuerdo de la Asamblea Nacional aprobado el 23 de octubre de 2016, como legítima expresión de la voluntad general del pueblo venezolano, así como los esfuerzos que el Parlamento está realizando para reestablecer la vigencia efectiva de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Cuarto: Reiterar el deseo de que la grave crisis que atraviesa el país pueda ser resuelta a través de mecanismos que, amparados en la Constitución, permitan el reestablecimiento inmediato de la paz social, de la convivencia pacífica y del Estado de Derecho en Venezuela, con pleno respeto de los derechos humanos y del pluralismo político.

Quinto: Solicitar la liberación de los presos políticos y el cese de la persecución arbitraria.

Sexto: Respaldar todos los esfuerzos necesarios para generar una gran sinergia social de recursos y posibilidades a favor de la restitución del orden constitucional, tales como la presión ciudadana a través de la manifestación pacífica, la presión institucional a través de la Asamblea Nacional, la búsqueda de apoyo internacional y la búsqueda de acuerdos a través de la negociación y el diálogo entre oposición y gobierno.

Séptimo: Respaldar la Mesa de diálogo nacional que se instaló el lunes 24 de octubre, presidida por el Nuncio Apostólico en Argentina, Mons. Emil Paul Tscherrig, enviado especial de Su Santidad el Papa Francisco. Especialmente nos solidarizamos con la propuesta de un diálogo transparente con premisas, tema, metodología y cronograma avalados por las partes y la intención de que los acuerdos alcanzados se cumplan. Entendemos que el hecho de sentarse a dialogar no implica la suspensión de manifestaciones públicas que los ciudadanos legítimamente quieran realizar.

Octavo: Exigir a la Fuerza Armada Nacional el cumplimiento del contenido del artículo 328 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, según el cual esa institución está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna.

Como comunidad universitaria estamos muy conscientes de la gravedad de este momento de la vida nacional. Rescatar el orden constitucional equivale a rescatar el Estado de Derecho y sus instituciones. Con esta meta estamos comprometidos en consonancia con nuestra tradición y valores.

Dado, firmado y sellado en el Salón de Sesiones del Consejo Universitario a los 25 días del mes de octubre de 2016.


Francisco J. Virtuoso, s.j.                                                  Magaly Vásquez González
    Rector                                                                                              Secretaria

--------------------------

Aquí se puede leer la versión on-line publicada en el semanario "El Ucabista"

lunes, 24 de octubre de 2016

Pronunciamiento de la Asociación de Profesores de la UCV




LA APUCV CONVOCA AL PROFESORADO A CONTRIBUIR CON LA RESTITUCIÓN
DEL HILO CONSTITUCIONAL

“Si no hay justicia para el pueblo
Que no haya paz para el gobierno”
Emiliano Zapata

Con estricto apego a lo establecido en el Artículo primero de la Ley de Universidades, que define a la misma como “esencialmente una comunidad de intereses espirituales que reúne a profesores y estudiantes en la tarea de buscar la verdad y afianzar los valores trascendentales del hombre”, acuerda dirigirse a nuestros agremiados, a quienes nos toca educar y a la sociedad venezolana para exponer con rigurosidad metodológica nuestra posición con respecto a los últimos acontecimientos que afectan el destino de la nación.

Los valores trascendentales del hombre tienen su origen en la Declaración de los Derechos del hombre y el ciudadano (1789) la cual, en su artículo dos, establecía que “La finalidad de toda asociación política es la conservación de los derechos naturales e imprescriptibles del hombre. Tales derechos son la libertad, la propiedad, la seguridad y la resistencia a la opresión.”

De igual manera establecía en su artículo tercero que “El principio de toda soberanía reside esencialmente en la Nación. Ningún cuerpo, ningún individuo, pueden ejercer una autoridad que no emane expresamente de ella.” Y en su artículo diez y seis estipulaba que “Toda sociedad en la cual no esté establecida la garantía de los derechos, ni determinada la separación de los poderes, carece de Constitución.”

Esos valores trascendentales fueron recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 10 de diciembre de 1948, firmada por el Estado Venezolano.

Dicha declaración en su Preámbulo señala que “el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias”; y que “es esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”

En correspondencia con tales valores y principios la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela reconoce que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, que los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos (art.5) que el Estado garantizará los derechos humanos, su respeto por los órganos del Poder Público (art.19) y que los tratados, pactos y convenciones relativos a derechos humanos, suscritos y ratificados por Venezuela, tienen jerarquía constitucional y prevalecen en el orden interno (art.23).

Es con fundamento en el análisis de estos derechos y las actuaciones llevadas a cabo por el Ejecutivo Nacional, los Tribunales de la República, el Tribunal Supremo de Justicia y el Consejo Nacional Electoral que ratificamos la pérdida del hilo constitucional y por ende el establecimiento de un gobierno dictatorial. Tal conclusión se deriva de los siguientes hechos violatorios de la Constitución:

a) Corresponde a la Asamblea Nacional aprobar el presupuesto de la nación (art.187, #6) y no al TSJ, organismo que desconoció una institución del Estado emanada de la soberanía popular y que tiene entre sus atribuciones designar a los integrantes del TSJ.
b) Los Tribunales penales no tienen competencia en el área electoral y por ende su decisiones estuvieron al margen del derecho, más aún cuando las evidencias que supuestamente evidenciaban un fraude electoral fueron desechadas y el CNE convalidó el 1% de la firmas recolectadas.
c) El CNE, al posponer la recolección del 20% convalidó una actuación ilegal de los Tribunales Penales, desconoció un derecho constitucional, obviando que “Todo acto dictado en ejercicio del Poder Público que viole o menoscabe los derechos garantizados por esta Constitución y la ley es nulo; y los funcionarios públicos y funcionarias públicas que lo ordenen o ejecuten incurren en responsabilidad penal, civil y administrativa, según los casos, sin que les sirvan de excusa órdenes superiores" (art.25)
d) Todo lo anterior evidencia la ausencia de separación de poderes y la absoluta subordinación de los mismos a los intereses del partido de gobierno.

La Junta Directiva de la APUCV con fundamento en los artículos 333, 350 constitucional y en la Declaración Universal de los Derechos humanos resuelve:

1) Exhortar al profesorado a dar ejemplo de apego a la Constitución y la Ley de Universidades, dando lectura de este texto en los salones de clase y debatirlo con los alumnos.

2) Invitarlos a la Asamblea General Universitaria a llevarse a efecto el lunes 24 de octubre, a las 9 am, en la Plaza Cubierta del Rectorado, razón por la cual la actividad normal debe ser suspendida y sustituida por la asamblea de los ciudadanos universitarios.

3) Ante la ruptura del hilo constitucional denunciado por la Asamblea Nacional, solicitar un nuevo pronunciamiento del Consejo Universitario

4) Exhortar a los miembros de la comunidad universitaria a movilizarse en el marco de la resistencia pacífica y acompañar todas aquellas acciones dirigidas a restablecer la democracia en el país.

5) Respaldar a la Asamblea Nacional en todas aquellas acciones dirigidas a preservar la constitución y reestablecer la democracia en Venezuela.

6) Invitar a las Asociaciones de Profesores hermanas a pronunciarse públicamente.

7) Hasta tanto no se restituya el hilo constitucional nos declaramos en estado de emergencia.

En Caracas, 23 de octubre de 2016.

jueves, 20 de octubre de 2016

Pronunciamiento del Consejo Universitario de la UCV


A continuación transcribimos el comunicado del Consejo Universitario de la Universidad Central de Venezuela, principal universidad pública y la más antigua Casa de Estudios del país:



El Consejo Universitario de la Universidad Central de Venezuela en sesión ordinaria del día miércoles 19-10-2016, analizó la situación política actual del país y el ejercicio de los derechos previstos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y en tal sentido, APROBÓ POR MAYORÍA ABSOLUTA emitir un pronunciamiento en los siguientes términos:

Ante las demostraciones de desprecio absoluto a la Constitución, que recientemente han evidenciado el Poder Ejecutivo Nacional, el Tribunal Supremo de Justicia y el Consejo Nacional Electoral, y en cumplimiento de su función orientadora a los fines del esclarecimiento de los problemas nacionales, estima necesario dirigirse a la comunidad venezolana para alertar sobre lo siguiente: 

1. El ordenamiento jurídico vigente, partiendo de la Constitución, es producto de las transformaciones auspiciadas por quienes tuvieron la mayoría parlamentaria hasta diciembre de 2015. Es evidente que la pérdida del favor popular ha provocado que quienes impulsaron tales cambios, pretendan desconocerlos por la fuerza, dado que su aplicación comporta la necesaria rendición de cuentas al pueblo, por las actuaciones y omisiones que han causado la trágica situación que hoy vive la sociedad venezolana.

2. La insistencia de representantes del gobierno en que no habrá Referéndum Revocatorio, contrariando así el precepto constitucional que lo fundamenta y los intentos por obstaculizar su realización, cuyo episodio más reciente es la sentencia de la Sala Electoral distorsionando el sentido del artículo 72 de la Constitución, al exigir el requisito inexistente del veinte por ciento de manifestaciones de voluntad por cada Estado para solicitar la realización de dicho evento, son claramente reveladores de su decisión de desconocer la democracia como valor esencial de nuestro sistema constitucional.

3. La irregular aprobación del Presupuesto por un órgano distinto al investido por la representación nacional constituye una evidente usurpación de funciones que conduce a la inexistencia de dicho acto y, por tanto, a la responsabilidad civil, penal y administrativa de los perpetradores, conforme al artículo 25 de la Constitución. En consecuencia, solo será válido el Presupuesto contenido en la Ley que apruebe la Asamblea Nacional, en uso de la atribución conferida en el numeral 6 del artículo 187 de la Carta Magna. Es indiscutible que este nuevo atentado contra el Estado de Derecho comporta la violación de uno de los más antiguos y sólidos principios vigentes en el mundo civilizado, como garantía del uso correcto y legal de los fondos públicos por los servidores de cada Nación, quienes quedan sometidos al control de la soberanía popular representada por el Poder Legislativo. El principio de legalidad presupuestaria, como fundamento del control en la utilización de los recursos públicos y de la exigencia de una efectiva rendición de cuentas, ha sido desconocido en Venezuela, por la fuerza de los votos de siete ciudadanos que ostentan cargos de Magistrados y se han puesto al margen de la Constitución. 

4. La inconstitucional aprobación del Presupuesto Nacional 2017, sin la discusión y aprobación de la Asamblea Nacional constituye un proceder irregular que no sólo atenta contra la estabilidad y el desarrollo económico y social del país, sino también contra la formación profesional de las nuevas generaciones dado que somete a las Universidades Nacionales a un presupuesto incierto, sin consulta sobre sus necesidades, que les impide una planificación adecuada y precisa para avanzar en sus objetivos, orientados a la búsqueda y producción de conocimientos a través de la investigación científica, humanística y tecnológica, y a las labores de docencia y extensión, para beneficio del país.

5. El estado de descomposición y quebrantamiento institucional derivado de las violaciones a la Constitución cometidas por el Poder Ejecutivo, el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo de Justicia, alcanza hoy un alto nivel, que se manifiesta en forma ostensible en la intención expresada por distintos voceros del gobierno, de NO QUERER realizar las elecciones de Alcaldes y de Gobernadores de Estado, previstas y presupuestadas para este año. La decisión del CNE, comunicada ayer, de diferir para 2017 dichas elecciones, es un nuevo agravio a la Constitución que se suma a la ruptura del orden constitucional que vive el país.

6. La separación de poderes es un presupuesto básico del pacto de convivencia que adoptamos los venezolanos, expresado en todas las Constituciones que hemos tenido y se cuenta entre las razones jurídico-políticas que nos llevaron a independizarnos del Reino de España y a adoptar las formas republicanas como sistema político. Por tanto, la sociedad en pleno debe rechazar el autoritarismo que se refleja en las repudiables conductas del Ejecutivo Nacional hacia el CNE y el Poder Judicial, cuando aquél le ordena proceder a una acción u omisión que se encuentra fuera de sus competencias y éstos obedecen sumisamente.

7. Conforme a la Constitución, es necesario respaldar a la Asamblea Nacional, para hacer efectiva la soberanía popular que ella encarna y restablecer así el Estado de Derecho frente a la írrita pretensión del gobierno y otros poderes públicos, de desconocer al pueblo que mediante el sufragio el 6 de diciembre de 2015, la invistió con los poderes de consagrar en leyes la expresión de la voluntad general y de controlar las actuaciones y exigir rendición de cuentas de los otros Poderes Públicos.

8. Finalmente, cabe destacar que la ética es un valor fundamental en la Constitución venezolana. Un Estado constitucional supone la capacidad institucional para hacer valer la ética pública consagrada en la Constitución. El tejido institucional debe afianzar los valores superiores de libertad, igualdad, seguridad jurídica y solidaridad. Asimismo, el sistema de valores del Estado constitucional debe promover sistemáticamente la paz, entendida como la manifestación externa de los distintos equilibrios que deben alcanzarse en las relaciones del grupo social. Es decir, la paz, además de un valor en sí misma, es la expresión visible de la realización de la justicia, que surge de la efectiva vigencia de los derechos fundamentales y del respeto a la dignidad humana y la autonomía moral, que permite que la ciudadanía pueda contar con la satisfacción de sus necesidades básicas. Al romperse uno de los equilibrios que persigue la ética pública, como la lesión a los derechos fundamentales, la paz es puesta en peligro. La beligerancia política que ha asumido el Tribunal Supremo de Justicia al convertirse en soporte del Poder Ejecutivo, está claramente reñida con la ética pública y constitucional que exige un Poder Judicial auténticamente independiente y autónomo.

Dado, firmado y sellado en el Salón de Sesiones del Consejo Universitario de la Universidad Central de Venezuela, a los diecinueve (19) días del mes de octubre del año dos mil
dieciséis (2016).

NICOLÁS BIANCO COLMENARES, Rector (E)

AMALIO BELMONTE GUZMÁN, Secretario.

---------------------------

Aquí versión en archivo PDF para leer y descargar.


miércoles, 19 de octubre de 2016

VENEZUELA EN DICTADURA




El gobierno de Nicolás Maduro, ha decidido confirmar abiertamente lo que ya sabíamos y vivíamos desde hace un buen rato en Venezuela: que este es un gobierno IRRESPETUOSO DE LAS LEYES y ahora, es abiertamente INCONSTITUCIONAL, pues gracias a un Tribunal Supremo de Justicia, TSJ, cómplice, "se va a pagar y dar el vuelto" así mismo, pasando por encima de los Poderes Públicos legítimos y sobre todo: de la Soberanía popular, que se expresó plenamente el 6-D de 2015.



Así pues, en Venezuela se ha producido una grave violación de la Constitución Nacional ejecutada por su presidente al aprobar ilegalmente -y con la complicidad de un muy cuestionado Tribunal Supremo de Justicia- un Presupuesto de la Nación sin la respectiva autorización de la Asamblea Nacional, que es un poder publico legítimo, electo por la Soberanía Popular. Este hecho es sumamente GRAVE y que nos coloca en una hora histórica crítica porque ratifica ante Venezuela y el mundo la voluntad de este gobierno de irrespetar las leyes y todo el Estado de Derecho y de Justicia únicamente para mantenerse en el poder a como de lugar. A partir de este momento, todos nuestros derechos y garantías quedan en entredicho y la Democracia queda en suspenso, teniendo un solo Poder Público, el Ejecutivo, atribuciones absolutas. Pasamos entonces a una hora oscura en que se viola abierta y descaradamente nuestra Ley fundamental, se ignora un Poder público legítimo avalado por el voto popular como es el Legislativo y que se obstaculiza al máximo la aplicación de un derecho soberano y constitucional como es el de votar en elecciones a través de un Referéndum Revocatorio.

¡Defendamos la Constitución! 

Y justamente, como si todo esto fuera poco y no lo suficientemente grave, este gobierno a través de su Poder Judicial (TSJ o Tribunales del interior del país) han paralizado la activación del Referéndum Revocatorio y el Consejo Nacional Electoral, CNE se presta complaciente para tal fin. Definitivamente tienen miedo a unas elecciones y nuevamente vuelven a violar la Constitución Nacional de manera clara y abierta como hicieron con el Presupuesto Nacional. Ya no hay otra forma de decirlo sino que EN VENEZUELA HA COMENZADO UNA DICTADURA, hecho ya reconocido por sectores sociales importantes dentro del país, y también por la prensa internacional. Si hay un momento oportuno y adecuado para organizar una rebelión ciudadana es AHORA, pero justamente este es el momento de la política, no de la locura, el apasionamiento ni la improvisación. Confío en la dirigencia de la Mesa de la Unidad Democrática, MUD, principal coalición opositora nacional,  para que tomé las medidas a lugar, sabiendo la importante hora histórica que enfrentamos y que también puedan estar a la altura de las circunstancias: No debemos desanimarnos ni tampoco desactivarnos, pero no podemos seguir actuando con miedo pues podríamos caer en la desesperanza o la desesperación. Si el 80% del país desea Referéndum y se opone a Maduro, debemos conducir a esa masa humana y hacer sentir que somos mayoría decisivamente. Es el momento de demostrar de verdad que la Soberanía esta en el Pueblo. Debemos rescatar a la Democracia.



Creo que es momento que la población venezolana de todas nuestras latitudes, de un paso al frente y diga sin miedo: ¡NO MÁS! en defensa de nuestra Democracia y el derecho de tener un futuro mucho mejor.

¡Muchas gracias por leerme!

Dantesol 

lunes, 3 de octubre de 2016

Un país dividido entre la Paz y la Justicia


Captura de la página oficial de la Registraduría Nacional de Colombia
(su oficina electoral) sobre los resultados del Plebiscto por la Paz


Asombroso resultó ver cómo Colombia se dividió no sólo demográficamente, sino también geográficamente con este plebiscito: las zonas rurales, (las más afectadas por la guerra) optaron por la Paz (El "Sí") mientras que las urbanas, prefirieron respaldar la Justicia (El "No"). Definitivamente un país polarizado. Insisto que también que habrá que analizar el alto porcentaje de la abstención.

Tal como dije, los colombianos, decidieran lo que decidieran sobre su proceso de reconciliación harían Historia, y vaya que lo hicieron. Son una sociedad polarizada por el tema de la violencia que han vivido por más de medio siglos, y puestos a escoger entre la Justicia y la Paz, por una diferencia mínima ("cabeza a cabeza", diría Gardel) optaron por decir "No" a una Paz que no parecía hacer Justicia a muchos afectados por ése duro conflicto. La abstención es sumamente llamativa. Y habrá que analizar ése silencio. Las FARC por un lado y Santos por otro, reciben un duro golpe en su prestigio, y Uribe, sale fortalecido ahora. 

Veremos qué ocurre ahora. Definitivamente América Latina es tierra de constantes sorpresas y dinamismos. Su Historia jamás será aburrida.

¡¡¡Gracias por leerme!!!

Dantesol

lunes, 26 de septiembre de 2016

Sobre el acuerdo de paz en Colombia




Han firmado un acuerdo de paz las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, la más antigua guerrilla de Sudamérica y el Gobierno de ése país, presidido por Juan Manuel Santos, quién antes de ocupar ese cargo, había sido justamente uno de los ministros de defensa que más combatió a la mencionada guerrilla. Se alcanza esta firma, luego de las complejas y delicadas negociaciones de paz hechas en Suecia y en Cuba, y se espera un plebiscito que ratifique dichos acuerdos.

Ante lo histórico del evento, y por mi condición de historiador y docente que ha explicado sobre la Historia de América Latina, me permito reflexionar lo siguiente:

Colombia parece haber dado un paso que es similar al de España, Chile, Sudáfrica, y también: Irlanda del Norte, que si bien no es un estado nacional independiente, se engloba perfectamente en los casos que menciono, y es que todos los países que nombre tienen en común el hecho de haber iniciado procesos de reconciliación política tras grandes -y graves- eventos de conflicto interno (Una guerra civil, una larga dictadura,  un régimen racista y una prolongada guerra irregular urbana y rural) Fueron procesos duros, complicados y que aún hoy no han permitido cerrar todas las heridas causadas. Como pasa en esos casos, la justicia no implica el castigo total y ejemplar de muchos de los responsables en crímenes y otros tantos abusos, sin embargo, se busca con ello no pasar a otra generación los odios y dolores que ya vivieron unos. Entre la Justicia y la Paz, y se busca pues "dar un chance" a la Paz, con miras a que el futuro solucione los problemas que desde el presente es muy difícil resolver por el fuerte peso del pasado, y se halle también de otra forma la también anhelada Justicia. Por lo tanto es un paso duro, difícil y complicado el que ahora vive Colombia. Yo sinceramente no sabría qué decidir ante el referéndum que tienen pronto para ratificar los acuerdos de paz firmados hoy, pues ambas partes tienen mucho de razón. Hay mucho drama y sufrimiento de por medio. Es una disyuntiva difícil, y que como pasó con los casos español, chileno, sudafricano y norirlandés, los colombianos tendrán que aprender a transitar por él y señalar derroteros propios, pues ningún proceso es igual a otro, por mucho que se parezca. Por lo tanto, decidan lo que decidan en Colombia, empezarán a hacer Historia. 

Y toda América Latina y el mundo verán que ocurrirá mientras se escribe ese capítulo nuevo.

¡¡¡Gracias por leerme!!!

Dantesol